El guarapo, o miel de palma, es un producto típico de la isla de La Gomera que se obtiene a partir de la savia de la palmera canaria.  Como en muchas otras tareas, la tradición en la nota reinante en el proceso de elaboración de este líquido de sabor dulce, cuyo espesor recuerda a la miel de abeja. Por eso, en La Jamonería de la Quinta, con tienda online en ibericodirecto.com, te contamos los secretos del guarapo.

La savia de la palmera canaria es conocida con el nombre de guarapo, y el jarabe de aspecto y textura similar a la miel resulta tras guisar dicha savia. Los guaraperos,  así se lama a los recolectores, trepan a las copas de las palmeras y preparan el camino de la savia mediante una canaleta colocaba bajo una pequeña herida que se practica en el cogollo de la palmera. Suelen recogerse unos 15 litros de savia por palmera por día, aunque cuando llueve no se extrae savia, ya que el agua estropea la cocción del líquido. De acuerdo con los entendidos, una palmera puede estar en explotación entre  tres a seis meses;  transcurrido ese tiempo se le deja de extraer la savia para que no muera y comienza entonces su período de descanso, que tiene que ser de de cinco a seis años.

Una vez recolectada se procede al filtrado y hervido de la savia. La tradición mandaba realizar la cocción en un cuartito con un gran caldero de cocina sobre fuego de leña; actualmente se emplean  depósitos de acero inoxidable y se cocina con unos quemadores en las higiénicas y modernas instalaciones de los principales productores. El último paso es el envasado del líquido, que generalmente se vierte en pequeñas botellas de cristal. El etiquetado del recipiente es algo que a muchos productores lea trae últimamente de cabeza, ya que luchan por conseguir que se reconozca al guarapo como un producto ecológico, pero parece que no todo va miel sobre ojuelas.

Desde hace un tiempo, la nominación de este producto ancestral elaborado por algunas familias o pequeñas empresas de la isla colombina, entra en confrontación con la miel de la isla de La Palma, ya que ambas tienen el mismo nombre y aspecto para los foráneos. Para rizar el rizo, se suma a la polémica la miel de caña. Las tres entran en confrontación semántica sin compartir origen ni sabor. Los apicultores se quejan de que no se aplica la legislación, que sólo reconoce como miel el producto obtenido de las abejas melíferas. Supuestamente esto podría afectarles en caso de que las empresas dedicadas al guarapo decidan pedir ayudas a las instituciones nacionales y de la Unión Europea, ya que cuantas más mieles haya, más escasas serán las ayudas para cada uno.

Sea como fuere, los consumidores canarios siguen empleando la expresión ‘miel’ para tres ingredientes distintos de la repostería tradicional, y que se diferencian por el apellido: de palma, de abeja o de caña.

Fuente: http://blog.rtve.es/onoff/2011/08/el-guarapo-o-miel-de-palma.html

Los secretos del guarapo, la miel de palma

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies